Miraflores de la Sierra inaugura por primera vez, su mercado navideño más otoñal.

Más de una tonelada y media de hojas han sido necesarias para la construcción de las cuatro casetas que este año componen el mercado navideño de esta villa de la sierra madrileña.
Miles de hojas caídas de los árboles de los jardines, calles y paseos de Miraflores de la Sierra, han sido recogidas por vecinos y servicios municipales para darles una nueva y curiosa utilidad: construir las casetas del mercado que se integra en el programa de festejos navideños que bajo el nombre de “Villa Navidad” ha propuesto el Ayuntamiento del municipio.

Las casetas foliares, que es como así las denominan las Asociaciones de Miraflores que han impulsado esta iniciativa, han sido construidas colocando en unos módulos reticulares, puñados de hojas bien apretadas formando paredes casi impermeables al viento con un acabado muy otoñal. Debido al tiempo que se debe dedicar a formar estas casetas, se han formado turnos de voluntarios, miembros de las Asociaciones participantes, que desde finales de noviembre han podido acabar el trabajo poco antes de la inauguración del Mercado navideño que se llevó a cabo el sábado 14 de Diciembre.

Cada caseta foliar alberga aproximadamente cuatrocientos kilos de hojas de robles, plátanos, arces, chopos, castaños o tilos. En total, más de una tonelada y media de hojas contenidas en algo más de 180 sacos que los vecinos fueron entregando desde principio de Noviembre a los servicios municipales.

El mercado navideño nos ha permitido encontrar, adornos navideños, plantas y flores, vino caliente, artesanía local, repostería, crepes, talleres... Casi todo lo típico de estos mercados pero..., en unas casetas muy otoñales.

 

 

Turismo
Sicted
Miraflores x el clima